Marcha de primavera del colectivo Allende Sierra

Medio Ambiente Noticias

Allende Sierra critica el «descontrol urbanístico» en los pueblos de Guadarrama

El «descontrol urbanístico en decenas de pueblos en ambas vertientes de la Sierra de Guadarrama amenaza gravemente los valores naturales y culturales de este singular espacio, cuya urgente protección se demora injustificadamente debido a la desidia y la pasividad de la Junta de Castilla y León y de la Comunidad de Madrid». Lo afirma el colectivo ecologista Allende Sierra, que agrupa a varias asociaciones de Segovia y Madrid y que ayer realizó la Marcha de Primavera con más de 450 caminantes para reivindicar, una vez más, la declaración del Parque Nacional de Guadarrama.

Los ecologistas afirman que municipios como Palazuelos de Eresma, El Espinar, Otero de Herreros, Navafría, Aldealengua de Pedraza o Gallegos en Segovia; y San Lorenzo de El Escorial, El Escorial, Miraflores de la Sierra, Moralzarzal, Los Molinos, Guadarrama, Alpedrete, Soto de El Real o Cercedilla, en Madrid, «han emprendido proyectos urbanísticos de gran impacto medioambiental y han aprobado o intentan sacar adelante planes de crecimiento urbanístico desmesurados que llevarían a multiplicar varias veces su población».

Allende Sierra reclamó a los grupos políticos «mano dura» contra la especulación urbanística en los municipios en los que gobiernen pasadas las elecciones municipales, así como en los gobiernos autonómicos de la Junta de Castilla y León y la Comunidad de Madrid. Dos pasos históricos de la sierra de Guadarrama, los puertos de la Fuenfría y de Pasapán, y el largo y elevado cordal de la Mujer Muerta, protagonizaron la Marcha de Primavera, ue tiene como objetivo exigir a la Comunidad de Madrid y a la Junta de Castilla y León la declaración como Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. A la marcha, entre otros cerca de 500 participantes, asistió el consejero de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, Mariano Zabía. la organización, como en otras ocasiones, corrió a cargo de la Asociación Centaurea y la Sociedad Castellarnau, de Segovia ; y la R.S.E.A. Peñalara, la Sociedad de Amigos del Guadarrama, de Madrid, que integran el colectivo Allende Sierra.

Itinerario

Con origen en el puerto de la Fuenfría, la marcha se dirigió a la cima del Montón de Trigo, para descender después al Collado de Tirobarra y remontar luego hasta la cumbre de la Pinareja, que configura la frente, la nariz, los pómulos y la barbilla de la Mujer Muerta.

Después los marchadores descendieron hasta el collado desde el que se inicia la subida al pico de Pasapán, que forma los pies de la mujer yacente. Al final, tras un nuevo descenso, se alcanzó el puerto de Pasapán, por el que pasa una vereda ganadera que sube desde la Real Cañada Soriana Occidental, más conocida como cañada de la Vera de la Sierra. Por esta cañada abandonaron las cumbres para descender hacia el piedemonte septentrional de la sierra, atravesando parajes que evocan la pasada importancia ganadera de estas montañas, como los amplios pastizales de la majada de la Beceda y el Rancho del Cuartel de don Luis, punto final del recorrido por la sierra segoviana de la Mujer Muerta.

 

 

Fuente: El Norte de Castilla 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *