Manifestación 17 de Marzo Aguas Publicas Segovia

Medio Ambiente Noticias

La Plataforma para la Defensa de las Aguas Públicas de Segovia ha convocado una manifestación el 17 de marzo

 para protestar contra la privatización de las aguas públicas y los abusos urbanísticos que utilizan el agua para abastecer las macro-urbanizaciones y los campos de golf que están arrasando la provincia de Segovia. Asimismo, exigen que se cumpla de una vez la promesa de la declaración de la Sierra de Guadarrama como Parque Nacional.

La Plataforma, que agrupa a varias organizaciones ecologistas y del movimiento ciudadano de la provincia, ha emitido un Manifiesto que señala a quiénes arrasan las aguas públicas y hacen negocio con urbanizaciones y campos de golf a costa del medio ambiente. Por una parte, denuncian las concesiones de aguas del río Cambrones a la multinacional española Pascual-Bezoya. Y por otra, señalan a la empresa “Segovia 21”, impulsada por la Diputación de Segovia, con capital público y privado, que ha conseguido descatalogar un monte público protegido de alto valor ecológico e histórico, conocido como “Quitapesares”, vendido a un precio simbólico y donde se van a construir 400 viviendas, un parque empresarial y un campo de golf. Todo este proyecto esta intervenido por Caja Segovia, la Diputación (en el juzgado por la recalificación de estos terrenos), el Ayuntamiento y empresas privadas.

Esta locura urbanística ha provocado no sólo la protesta del movimiento ecologista y ciudadano segoviano, sino, además, el pronunciamiento en contra de la urbanización en la finca de Quitapesares de la Real Academia de la Historia por su valor histórico y califica como “artimañas territoriales” la desprotección de estos terrenos.

La Quinta de Quitapesares se encuentra en el término municipal de Palazuelos de Eresma, municipio a 4 kilómetros de Segovia donde se ejecutan ya cinco planes parciales que están esquilmando el territorio y el paisaje, y existen siete más en proceso de aprobación.

El alcalde de Palazuelos de Eresma, pretende convertir el pueblo que hace cinco años contaba con 1.000 vecinos, en la actualidad más de 3.000, en un conglomerado de urbanizaciones de 40.000 habitantes, más de 10.000 viviendas a las faldas del futuro Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. Y para dotar de agua a estas macro-urbanizaciones se quiere construir una presa en el río Cambrones, dejando secas las conocidas “Calderas”, paraje natural formado por cascadas de agua a lo largo de varios kilómetros, espacio protegido declarado Área de Singular Valor Ecológico (ASVE) y Lugar de Interés Natural (LIN). Para luchar contra toda esa barbarie el movimiento ciudadano y ecologista segoviano se ha unido, y se ha reforzado. Uno de los últimos colectivos creados es la asociación “Protejamos las Calderas” (www.protejamoslascalderas.org) que en menos de un año cuenta con más de 400 socios y ha presentado alegaciones contra varios planes parciales de la zona.

 

 

M.J. Brezo/laRepublica.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Sierra de Guadarrama.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.