Temporada en las rocosas

Alpinismo articulos
Elias resume la temporada de ascensiones por las Rocosas.

 

El montañero segoviano Elías de Andrés, que se ha marcado como objetivo coronar los 54 picos de más de 14.000 pies (4.267 metros) que hay en las Rocosas del Colorado, ya ha conseguido subir 38 de ellos, y espera realizar la mayor parte de las ascensiones que le restan en los dos últimos meses de 2006 y el año 2007.

El pasado verano fue un periodo especialmente intenso para el montañero, que aprovechó la estación más cálida para realizar los ascensos en los que habitualmente hay mucha nieve. Su esposa, Bridget le ha acompañado en varias ocasiones. Otro montañero segoviano, José María Jiménez Otones,  se desplazó hasta las Rocosas para realizar en la temporada inverna un stage de escalada en hielo en lugares emblemáticos de este deporte, como es el caso de Ouray o Vail. Escalar hielo en Colorado

Preguntado por la ascensión que le ha causado mayor impacto, De Andrés asegura que, por su belleza, llama la atención Maroon Peak. Para subir a este punto, de 4.314 metros, De Andrés necesitó de dos días de gran trabajo.

El segoviano destaca también la ascensión al Crestone Needle (4.327 metros) por la vía Ellinwood Arete. “No es muy difícil, su dificultad alcanza en algún paso 6a, yendo todo el rato por una arista que divide las caras Norte y Noroeste y la exposición al vacío es total”, explica el montañero. “A veces, en las contadas ocasiones en las que miras para abajo y ves el paisaje parece que se justifica el estar ahí arriba; merece la pena”, añade.

Como en casi todas las aventuras, hay un punto negro. En esta ocasión fue la muerte de un escalador en cuyo rescate tuvieron que participar tanto De Andrés como su esposa. El fallecimiento se produjo a causa de uno de los innumerables rayos que caen en las Rocosas. “La actividad eléctrica en Colorado es brutal”, resume De Andrés.

Otras escaladas que el montañero recuerda especialmente son las de Wilson Peak y Mount Wilson, logradas el mismo día. Una vez entrado el invierno, De Andrés está ahora programando diversos ascensos con esquíes de travesía, algunos de los cuales no logró realizar el año pasado a causa de las avalanchas, muy habituales en aquella región. “Espero aprovechar cualquier ventana que nos habrá la montaña para intentar algún ascenso más. Mientras tanto, seguiremos preparando las ascensiones restantes y pensando en nuevos retos y proyectos, aunque ahora lo principal es terminar lo empezado, el Colorado Fourteeners Gran Slam”, concluye el montañero segoviano.

 

Elias 

 

 

 Articulo publicado en El Adelantado de segovia, Revisado por Elias.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *