Nuevo recorrido senderista hasta Revenga

Senderismo

Se recupera un camino histórico que en las últimas décadas se ha visto afectado por diversas infraestructuras. El Ayuntamiento de Navas de Riofrío pretende habilitar el conocido camino de El Pinar hasta Revenga como una ruta senderista. Para conseguir este objetivo hace unos meses se realizó un paso sobre el río Peces. «cuyo camino prácticamente estaba olvidado, ya que en la actualidad apenas existe ganadería trashumante, ni carruajes», apunta el alcalde Rafael Torres, que entiende que con este paso situado por debajo del puente de la carretera N-603, «realizado con traviesas, se ha dejado un paseo para bicis, caballos o personas a pie», detalla, «un acceso que hasta hace poco era intransitable, ya que estaba totalmente perdido», agrega. La prolongación de la ruta sería desde la localidad hasta la ermita de San Roque de Revenga.

El paso sobre el río Peces fue ejecutado por la empresa F.J. Redondo, con un coste total de 9.771,40 euros, de los que se contó con una ayuda para «obras urgentes de bajo coste», de 3000 euros, precisa el regidor.

Los caminos son parte de la pequeña y gran historia de cada lugar, forman parte del desarrollo de los pueblos y del hombre, en torno a ellos se ha gestado el esfuerzo, las necesidades, los objetivos a la vez que el recuerdo. Este es el caso del camino de Navas de Riofrío al Pinar, un trazado ancestral que como consecuencia de las infraestructuras y el hombre había quedado en las últimas décadas en el olvido.

Para remontarse a las dificultades de este trayecto hay que trasladarse a los años ochenta, cuando como consecuencia del ensanche de la carretera Nacional 603, se hizo imposible la continuidad del camino de El Pinar, « por una parte con la instalación de elementos metálicos para acceder a la carretera y por otra con el peligro de acceder a la carretera».. Unas anomalías ante las que el Mopu, creo una raqueta próxima, «que tan solo podía ser utilizada por los vehículos, y en las que se olvidaba al peatón». Las deficiencias hacían peligrar el camino que el Ayuntamiento defendió con especial ahínco.

Pero ahí no acabarían los problemas, que se prolongarían con la llegada de la nueva autopista a San Rafael, “una infraestructura con la que pretendieron que desapareciera el camino, ya que ni siquiera figuraba en dicho proyecto”, recuerdan desde el Consistorio. Fue cuando peor aspecto tomaba su continuidad, y desde el equipo de Gobierno, se recurrió a mayores instancias, solicitando al entonces ministro de Fomento, “Señor Alvarez Cascos, que se subsanará dicho error”, con lo que a los pocos días se supo que se construiría un puente elevado sobre la autopista, que tampoco fue la solución final y esperada.

Asi las cosas, el municipio encontró la solución final a tan emblemático trazado, creando una pasarela debajo del puente de la N-603 sobre el cauce del río Peces, inaugurada el pasado mes de abril, que evita el peligro de las carreteras, y cuyo objetivo final, es habilitar la referida ruta teniendo en cuenta el tramo de gran valor ecológico y paisajístico.

Vínculos históricos

Navas de Riofrío en sus diferentes caminos, cañadas, veredas y cordeles que discurren a lo largo del término municipal tiene unos puntos de grandes nexos y vínculos con las localidades limítrofes. Asi como durante diferentes periodos ha permanecido anejo a sus vecinos.Según publica en el año 1867 el Nomenclator de los pueblos de España, Navas de Riofrío era anejo del término municipal de Revenga, cuya población estaba distribuida en siete núcleos, Revenga, Aldeanueva, el Esquileo de Santillana, el molino de Los Hoyos, la Granjilla, Navas de Riofrío y la ermita de Santa María, una situación de la que al cabo de los años se disgregaría definitivamente. Asi lo refleja la historiadora Pilar Rivas, en su trabajo sobre la historia de Navas de Riofrío, cuando el gobernador civil de Segovia, por medio de la Real Orden de 30 de enero de 1872, comunicó al Ayuntamiento de La Losa, «que se incorporaba a ese municipio el lugar de Navas de Riofrío, que hasta esa fecha había sido anejo de Revenga», describe. La historia continuó y en el año 1982 se iniciaron los tramites para segregar Las Navas del municipio de La Losa, y el 21 de febrero de 1983, el pleno del Consejo de Castilla y León aprobó la segregación definitiva.

Fuente: El Adelantado de Segovia 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *