Anfibios Humedales Paque de Peñalara

Medio Ambiente Noticias

Mas de 160 anfibios en peligro de extinción se reintroducen en humedales del Parque de Peñalara para reforzar sus poblaciones

Un total de 165 anfibios en peligro de extinción y criados en el Centro de Cría en Cautividad de Anfibios Amenazados de la Sierra de Guadarrama de la Comunidad de Madrid, ubicado en Rascafría, fueron reintroducidos en varios humedales del Parque de Peñalara con el fin de reforzar las poblaciones naturales de estos animales.

Según informó hoy el Gobierno regional, esta suelta es la primera de año y se suma a la realizada por el Ejecutivo regional en septiembre del año pasado, cuando se introdujeron 65 sapos parteros y 50 ranas ibéricas en humedales del parque, y cuya evolución está siendo controlada por técnicos de la Comunidad.La Sierra de Guadarrama, a pesar de ser uno de los espacios protegidos de la región, no está a salvo de algunos de los riesgos que han convertido a los anfibios en uno de los grupos animales en peligro de extinción en todo el mundo, con casi 2.000 especies amenazadas. En este sentido, la introducción de otras especies y ciertas enfermedades emergentes son dos de las principales causas de la desaparición de estos animales en este espacio natural.En concreto, el sapo partero se encuentra en serio peligro de extinción por culpa de un hongo (batrachochytrium dendrobatidos) que provoca la enfermedad conocida como 'quitridiomicosis', mientras que la rana patilarga sufre desde hace varias décadas la presencia del salvelino, un tipo de trucha americana muy apreciada por la caza deportiva que colonizó los humedales de la Sierra desplazando a los vertebrados de esta zona.
Así, el Ejecutivo regional ha puesto en marcha medidas activas de gestión que garanticen el futuro de los anfibios de la Sierra de Guadarrama y sus hábitats, y que convierten a la Comunidad de Madrid en un "referente europeo en la salvaguarda de estos vertebrados amenazados". Además, con la aprobación del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) de la Sierra de Guadarrama se profundizará en la conservación de la riqueza faunística de este paisaje, que reúne a 1.280 especies de fauna.

RECUPERACIÓN DE HUMEDALES

Algunas de las medidas conservacionistas adoptadas hasta ahora incluyen la recuperación y creación de humedales naturales de reproducción de anfibios, la erradicación de especies invasivas, el tratamiento en cautividad de animales enfermos, así como la reintroducción de ejemplares criados en cautividad.

Entre estas acciones, la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, en colaboración con el Museo de Ciencias Naturales, puso en marcha en 2008 el Centro de Cría de los Anfibios Amenazados de la Sierra de Guadarrama, en Peñalara. En estas instalaciones se llevan a cabo tareas de investigación, evaluación y conservación in-situ y la cría en cautividad de aquellas especies que no pueden salvarse en su ambiente natural.

El centro dispone de 38 acuarios donde se desarrollan los ejemplares en fase larvaria y una habitación a alta temperatura para el crecimiento de los ejemplares juveniles y la reproducción de los adultos fundadores de la colonia.

Para el programa de cría en cautividad, el centro sigue las más avanzadas terapias de tratamiento mediante temperaturas elevadas y baños con fungicidas. La suelta realizada hoy forma parte de un programa de investigación sobre los efectos de un potente fungicida, el itraconazol, con el que se pretende frenar el avance del hongo que provoca la muerte del sapo partero.

Recientemente, se ha observado que este fungicida podría proporcionar cierta inmunidad frente al hongo en anfibios de Nueva Zelanda, Australia, Sudáfrica y Estados Unidos, siendo estos últimos especialmente relevantes dado las enormes similitudes ecológicas que presentan con el sapo partero de la Sierra de Guadarrama. Por ello, la mitad de los 50 ejemplares que se liberan hoy son objeto de tratamiento contra el hongo, mientras que la otra mitad han sido mantenidos a temperatura elevada que impide que el hongo patógeno resulte letal.

SEGUIMIENTO CON LA GRABACIÓN DE CANTOS

La evolución de los anfibios liberados es controlada por los técnicos de la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio a través de equipos de grabación automática de cantos (frogloggers) instalados en los humedales. Además, se realizan muestreos nocturnos periódicos de adultos y, muestreos diurnos de larvas para analizar los éxitos de las reintroducciones.

La suelta de anfibios en la Laguna Chica de Peñalara se enmarca en la celebración de las VI Jornadas Científicas del Parque Natural de Peñalara, donde la Comunidad de Madrid ha expuesto a investigadores de todo el mundo su experiencia en la gestión de espacios naturales protegidos y la conservación de las especies de anfibios.

Fuente: Europa Press

{mosgoogle}

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Sierra de Guadarrama.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.