Alegaciones Embalse Guijasalbas

Medio Ambiente Noticias

Alegaciones: Se incluyen varios modelos facilitados por diversas organizaciones y distintas versiones, extendidas y resumidas.

A LA CONFEDERACIÓN HIDROGRÁFICA DEL DUERO

C/. Muro, 5    (47004-Valladolid) 

D./Dña. ……………………………………………………………………………………………………………., mayor de edad, con D.N.I. nº:…………………………., actuando en nombre propio y con domicilio a efecto de notificaciones en  …………………………………………………………………………….comparece y como mejor proceda en derecho, y 

en relación con el Anuncio de la Confederación Hidrográfica del Duero publicado en el BOE, de 17 de febrero de 2009, sobre información pública del Estudio de Impacto Ambiental y el Anteproyecto del "Embalse de Guijasalbas. TT.MM. Valdeprados y Vegas de Matute (Segovia)", viene a presentar en tiempo y forma, las siguientes ALEGACIONES: 

  1. La población que hipotéticamente pretende abastecerse con el embalse de Guijasalbas asciende tal sólo a 1.600 habitantes, con una población estacional de 7.857 personas, lo que se traduce, de acuerdo con el EIA en una demanda anual de 0,875 Hm3. A todas luces, se trata de una demanda que no justifica la construcción de una presa de 3,14 Hm3 de capacidad en un río con unas aportaciones medias de 67,6 Hm3. En este sentido, consideramos que, desde el punto de vista de las demandas actuales, la presa es claramente innecesaria. 
  2. El estudio y Anteproyecto citados, para justificar la necesidad del embalse, presentan estimaciones sobre la evolución futura de la población segoviana claramente exageradas y contradictorias con las estimaciones del propio Instituto Nacional de Estadística (INE). Ni la evolución de la población en los últimos 20 años ni las tendencias más recientes registradas a partir de la construcción de las nuevas infraestructuras de comunicación (autopista, autovía y AVE), sustentan las predicciones del Estudio, en las que se afirma, por ejemplo, que Segovia capital multiplicará por dos su población, mientras que otros municipios cercanos llegarán a triplicarla.
  3. En el lugar elegido para ubicar la presa, el río Moros labra un singular desfiladero conocido como “La Risca”. Esta garganta o cañón fluvial es única en el contexto de Castilla y León y uno de los dos ejemplos en España de garganta fluvial sobre terrenos formados por gneises. Pro ello se ha propuesto su declaración como Monumento Natural bajo el amparo de la Ley 42/2007.
  4. El tramo del río Moros en el que se pretende ubicar el embalse posee una valiosa biodiversidad que se vería seriamente afectada por el proyecto. Resulta especialmente grave el impacto –considerado crítico e irreversible- sobre especies en peligro de extinción (cigüeña negra y águila imperial ibérica) o sobre especies extremadamente vulnerables y escasas, como la almeja de río (Unio cf pictorum) o el apio enano (Apium repens), especie incluida en el catálogo de flora protegida de Castilla y León.
  5. El lugar elegido para el embalse se encuentra incluido en la red europea de conservación Natura 2000, (LIC Y ZEPA ¨Valles del Voltoya y el Zorita¨). En estos espacios, debido a sus singulares valores ecológicos, la legislación europea y española establece la necesidad de priorizar la conservación ambiental.

 

Basándome en los anteriores argumentos SOLICITO:  

  • Que se desestime la construcción de una presa en La Risca del río Moros, ya que no se ha demostrado la necesidad de la infraestructura que se propone y, sin embargo, los daños sobre el espacio y el impacto sobre algunos de los elementos más valiosos de su biodiversidad son evidentes en caso de que se acometiera la obra.
  • En el hipotético caso de que fuera necesario mejorar las garantías de abastecimiento del conjunto de pequeños municipios del entorno (aspecto que no se ha acreditado), existen alternativas que hacen innecesaria la construcción de una nueva infraestructura. Las más sencilla, utilizar para el abastecimiento el embalse de Los Ángeles de San Rafael, situado justamente aguas arriba del que ahora se propone y utilizado actualmente con fines recreativos.
  • Que se pongan en marcha políticas, planes y programas para fomentar el ahorro y el uso eficiente del agua en Segovia, ya que en los municipios de la zona los consumos de agua por habitante y día duplican y hasta triplican la media nacional.

 

En ………………………………………………… a ………….. de marzo de 2009 

{mospagebreak}

A LA CONFEDERACIÓN HIDROGRÁFICA DEL DUERO

C/. Muro, 5    (47004-Valladolid)

 

 

 

D./Dña.   ………………………………………………………., mayor de edad, con D.N.I. nº:……………………….., actuando en nombre propio y con domicilio a efecto de notificaciones en  ……………………………………………………………………………………..comparece y como mejor proceda en derecho,   D I C E:

 

Que en relación con el “Anuncio de la Confederación Hidrográfica del Duero publicado en el Boletín Oficial del Estado, de 17 de febrero de 2009, sobre información pública del Estudio de Impacto Ambiental y el Anteproyecto del "Embalse de Guijasalbas. TT.MM. Valdeprados y Vegas de Matute (Segovia)", viene a presentar en tiempo y forma, las siguientes:

 

A L E G A C I O N E S

 

1.     La construcción del citado embalse supondrá la destrucción del cañón de ¨La Risca¨, único en la provincia de Segovia, en Castilla León y excepcional en la Península Ibérica. Los elementos geológicos que concurren en este lugar, poseen una serie de características que permiten considerarlos como patrimonio geológico, y por tanto obligan a asignar a “La Risca” la categoría de Lugar de Interés Geológico (LIG), según la Ley 42/2007 del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, por su gran interés científico, didáctico, elevada singularidad, representatividad y potencialidad de uso. En este sentido, se perderá un espacio único que protege dicha ley, además de ser un lugar propuesto para su declaración como Monumento Natural.

 

2.     La total incompatibilidad de un embalse con la conservación de las especies y con los ecosistemas de una de las zonas a las que Europa ha otorgado una especial protección de conservación dentro de la red Natura 2000, declarándolas LIC Y ZEPA (ocuparía 55 Has. de la ZEPA y LIC ¨Valles del Voltoya y el Zorita¨).

 

3.     Tendría un impacto irreversible sobre:

·         La biodiversidad de la zona, en la que pueden contarse más de 700 especies vegetales, 28 de mamíferos, (destacando la nutria y el tejón), 12 de anfibios, 13 de reptiles, 6 de peces y 156 de aves, siendo utilizada el área prevista para la construcción del embalse por algunas de las especies más valiosas de nuestra avifauna; entre otras, el águila imperial ibérica, el milano real y la cigüeña negra.

·         El Plan de Recuperación de la cigüeña negra.

·         El Plan de Recuperación del Águila Imperial Ibérica.

·         El náyade ¨Unio cf pictorum¨, endemismo de la Península Ibérica muy amenazado y que actualmente se encuentra  de forma abundate en el vaso del embalse.

·         La calidad del paisaje y sobre un corredor ecológico vital para la zona como es en la actualidad este tramo del río Moros.

 

Por todo esto,   S O L I C I T O:

 

Que se desestime la realización de un embalse en La Risca del río Moros, por cuanto es inaceptable social y medioambientalmente, no está justificado desde el punto de vista de la demanda, se ubicaría en un espacio que forma parte de la Red Natura 2000 (ZEPA y LIC) y geológicamente es único en Castilla y León, por lo que debería haber sido descartado de antemano de cualquier actuación que suponga una agresión y modificación de sus características, más aún cuando existen otras alternativas como son:

1ª .- Poner en marcha políticas de control y ahorro de agua a la par que realizar campañas de sensibilización a la población de la zona para reducir a valores normales el excesivo consumo de agua, que en algunos casos duplica o triplica la media nacional.

2ª.- Que llegado el caso, se utilice para el abastecimiento urbano, el embalse contiguo al proyectado y que tiene la urbanización Los Ángeles de San Rafael para usos recreativos, evitando así la construcción del nuevo embalse a continuación de otro ya existente y en una zona que cuenta con importantes valores naturales.

3ª.- Dado que las necesidades del abastecimiento urbano (según la memoria) no es una cifra importante (0,6 hm3), proponemos que se utilice el acuífero 02.18 (Segovia) y en los municipios donde han aparecido altos niveles de arsénico se coloquen filtros para eliminarlo.

4ª.- En caso necesario, hacer balsas en las tierras de cultivo para minimizar el impacto ambiental, las cuales se podrían llenar (respetando los caudales ecológicos) desde conducciones desde el embalse de Los Ángeles de San Rafael durante la época de mayor caudal del río.

 

Todas estas alternativas serían menos dañinas para el medioambiente, más eficaces y más económicas para satisfacer las necesidades de abastecimiento urbano.

 

                                        En                                   a                 de marzo de 2009

 

                                                               Firmado:

 

 

Firmado: {mospagebreak}

A LA CONFEDERACIÓN HIDROGRÁFICA DEL DUERO

C/. Muro, 5    (47004-Valladolid) 
 
 

D./ Dª. _____________________________________ con DNI ____________,    en representación de la Asociación __________________________________ con domicilio en la calle _____________________________________nº____ Localidad_________________________________Código Postal___________ 
 

Que en relación con el “Anuncio de la Confederación Hidrográfica del Duero publicado en el Boletín Oficial del Estado, de 17 de febrero de 2009, sobre información pública del Estudio de Impacto Ambiental y el Anteproyecto del "Embalse de Guijasalbas. TT.MM. Valdeprados y Vegas de Matute (Segovia)", viene a presentar en tiempo y forma, las siguientes: 
 

ALEGACIONES: 
 

Introducción 

El Estudio de soluciones a la regulación del río Eresma analiza diversas alternativas para garantizar el abastecimiento ante hipotéticas demandas futuras de agua de los municipios situados en la cuenca del Eresma y de sus tributarios Frío y Moros. Entre estos municipios destacan Segovia capital y los municipios de su entorno, agrupados en la Mancomunidad de La Atalaya. El estudio asume como punto de partida que la actual demanda de estos municipios queda adecuadamente garantizada por las infraestructuras actualmente existentes, de forma que las intervenciones estudiadas irían orientadas a asegurar futuras demandas. Y para satisfacerlas propone diversas actuaciones, entre ellas el recrecimiento de la presa de El Tejo y la construcción del nuevo embalse de Guijasalbas, ambas en el río Moros, tributario del Eresma. Concluye el estudio, además, que sólo el recrecimiento de la presa de El Tejo no sería suficiente para satisfacer unas nuevas demandas, que estima en más de 11 Hm3 anuales.

Un embalse innecesario

Las demandas futuras en el ámbito urbano que se están manejando para la zona están claramente sobreestimadas

 

El “Estudio de Soluciones a la Regulación del Río Eresma. Embalse de Gijasalbas” (apartado 7.1, pág. 14-15)  estima que en la ciudad de Segovia la población residente pasará, en 20 años, de los 56.047 habitantes actuales (datos de 2007) a 105.000. El Estudio indica que estas estimaciones se basan en las previsiones contenidas en el nuevo Plan General de Ordenación Urbana. Las previsiones de crecimiento presentadas para la Mancomunidad de La Atalaya (municipios situados en el entorno de la ciudad de Segovia) son aún más expansivas, ya que estiman que el número de habitantes en estos municipios se multiplicará por tres en los próximos 20 años, pasando de los actuales 9.678 a unos hipotéticos 25.679.  

Sin embargo, los cálculos del INE1 estiman para 2018 un crecimiento de la población de toda la provincia de Segovia de tan sólo 12.872 habitantes.    

Aunque los horizontes temporales de las estimaciones son diferentes, es evidente que las previsiones no guardan ninguna coherencia. Y creemos que las presentadas en el Estudio de Soluciones para la Regulación del río Eresma carecen de consistencia. En el caso de la ciudad de Segovia, nos parece completamente inadecuado confundir las previsiones de un Plan General con las tendencias reales que se acaban dando en el territorio2. La propia historia de Segovia ilustra bien la distancia existente entre la realidad y los sueños desarrollistas. El anterior PGOU de Segovia también contemplaba que la población segoviana se duplicaría en el periodo de aplicación del Plan, cosa que nunca ocurrió. Los datos oficiales revelan que, en los últimos 20 años, la población de la ciudad de Segovia ha permanecido prácticamente estable: A fecha 1 de enero de 1998 el Padrón Municipal cifraba en 54.402 el número de habitantes de Segovia. El dato oficial para el 1 de enero de 2008 es de 56.904 habitantes. Esto significa que en los últimos 20 años la población de Segovia ha aumentado un 4,6%. El cálculo de que en los próximos 20 años el crecimiento será de un 87% (hasta los 105.000) habitantes no nos parece creíble a la luz de estos datos empíricos.  

Algunos sectores con intereses desarrollistas han argumentado aspectos coyunturales (como la mejora de las comunicaciones con la nueva línea de alta velocidad Madrid-Valladolid) para justificar un cambio de tendencia. Pero, lo cierto es que ni los datos históricos ni el análisis de otros casos parecidos avalan la idea de que el AVE provocará ese espectacular crecimiento poblacional imaginado. Ciudad Real, ciudad frecuentemente citada para ilustrar los efectos económicos de la llegada del AVE no ha incrementado de forma sustancial su población en los 16 años transcurridos desde que este tren llegara a la capital. La ciudad y su área de influencia contaban con 105.843 habitantes en 1992, pasando a 123.132 residentes en 2006, lo que supone un crecimiento de sólo un 16% en 14 años. Por su parte, la ciudad de Toledo, que cuenta con conexión de alta velocidad con Madrid desde finales de 2006 no ha experimentado cambios significativos de población en el año siguiente a la llegada del AVE3. 

Y si consideramos en nuestro análisis la actual situación de la economía en general y del sector inmobiliario en particular, las previsiones parecen aún menos probables. La caída de la venta de viviendas en España (estimada en un 28% de media para España en 2008 respecto al año previo), unida al elevado stock de viviendas ya construidas y pendientes de ser vendidas, (en torno a 1,5 millones para el conjunto del país) ha producido una acentuada caída del ritmo de construcción de viviendas en 2008. Esta caída ha afectado de forma más intensa a las segundas residencias, que son precisamente el tipo de vivienda considerada base de la futura demanda en la zona a atender por el embalse de Guijasalbas.  

En concreto, en Segovia, el número de operaciones de compraventa de viviendas ha ido descendiendo paulatinamente a lo largo de 2008, de forma que, según datos del INE, en el mes de diciembre el descenso era ya de un 45% con respecto al mismo mes del año anterior4. Hay que destacar que el retroceso total de compraventas en Segovia a lo largo de 2008 (estimado en un 33% de media respecto a 2007) es el mayor entre los registrados en Castilla y León, lo que confirma que, a pesar de la propaganda, el “efecto AVE” ha sido inexistente. Además, dos de cada tres transacciones realizadas eran compras de viviendas de segunda mano. 

El Ministro de Economía, Pedro Solbes declaraba recientemente que la venta de pisos en España estará “durante mucho tiempo” por debajo de los niveles habituales5.Todas las previsiones apuntan a que la caída en la construcción de nuevas viviendas aumentará y se extenderá en el tiempo.  En 2009 el presidente del lobby inmobiliario G14 estima que no se iniciarán más de 150.000 pisos, lo que supondría una caída de un 40% sobre 2008 y menos de una cuarta parte de los que se iniciaban en los años del boom inmobiliario (unos 700.000)6. El parque de viviendas pendientes de vender tardará años en ser absorbido, ya que a la crisis inmobiliaria se ha unido una mayor dificultad para la obtención de créditos. ACP estudios de mercado inmobiliarios, firma independiente especializada en realizar informes a los profesionales del sector de la vivienda, indica en un reciente estudio que en 2009 no se reducirá el parque de viviendas pendientes de ser vendidas y que no será hasta 2010-2011 hasta cuando pueda comenzar ese proceso7 . 

En definitiva, estimamos que las previsiones de crecimiento poblacional con las que se trata de justificar la necesidad de construir o recrecer nuevos embalses en la cuenca del Eresma están fuertemente sobreestimadas. La consecuencia de este hecho es, desde nuestro punto de vista, crucial: el embalse de Guijasalbas no es necesario.  

La gestión del agua en los abastecimientos urbanos de las cuencas de los ríos Moro, Frío y Eresma: los problemas y retos son otros 

En el pasado año 16 colectivos culturales y ecologistas8 respaldaron una declaración conjunta bajo el título “Hacia una nueva cultura del agua en Segovia” en la que se exponían los que, a nuestro entender, son los auténticos retos de gestión en materia de abastecimiento urbano. En el diagnóstico entonces realizado se señalaba que muchos municipios segovianos siguen gestionando el agua como si ésta fuese un bien ilimitado y gratuito. Numerosos ayuntamientos ni siquiera miden o controlan los volúmenes de agua que están captando de ríos y embalses para su abastecimiento. En aquellos municipios para los que hay datos disponibles, se constata que los volúmenes de agua que acaban siendo contabilizados en los contadores de los usuarios y facturados por los ayuntamientos apenas llegan a la mitad de los que se captan. Esto indica un escaso control del agua, graves problemas de pérdidas de agua en las redes de distribución, así como tomas ilegales. 

En la mayoría de los municipios segovianos los consumos de agua domésticos superan ampliamente la media nacional. En algunos casos la cuadruplican o quintuplican. Hay una combinación de razones que explican este hecho: tarifas del agua excesivamente bajas o con un sistema de tarifación en bloques inadecuado, escaso control del agua consumida, ausencia casi absoluta de campañas de sensibilización para el ahorro, prácticas despilfarradoras en las propias instalaciones y usos municipales… En definitiva, salvando alguna honrosa excepción hay una falta casi total de “gestión de la demanda”. Los Ayuntamientos han asumido el papel de suministradores pasivos de agua sin emprender iniciativas para fomentar el uso eficiente y responsable del recurso. 

La tabla adjunta refleja con claridad los elevados consumos por habitante y día en los núcleos urbanos supuestamente necesitados, en un futuro próximo de nuevos recursos hídricos  

  Consumo anual (Hm3) Consumo por

habitante y día

Segovia 7,21 355,9
El Espinar 1,64 632,7
La Granja 1,64 980,4

 

Fuente: Confederación Hidrográfica del Duero. E.T.I. julio de 2008. 

Del diagnóstico anterior se deduce que, en materia de abastecimientos urbanos, las administraciones públicas en la provincia deben hacer frente a un amplio conjunto de retos de gestión, entre los que destacamos: 

    • Introducir una cultura de la medida y el control del agua derivada y utilizada en los municipios.
    • Racionalizar y mejorar la eficiencia en los usos urbanos del agua.
    • Mejorar los instrumentos económicos y financieros, con unos sistemas de tarifas que faciliten los consumos esenciales a precios asequibles y graven de forma decidida el despilfarro.
    • Mejorar las redes de distribución del agua, que permita reducir las pérdidas por fugas y roturas y asegure la adecuada calidad del agua suministrada.
    • Mejorar los sistemas de depuración de aguas residuales de forma que se asegure su funcionamiento constante y eficaz.

Las necesidades actuales de agua para el abastecimiento urbano tampoco justifican un nuevo embalse en Guijasalbas  

La presa de Guijasalbas ha sido presentada ante la opinión pública como una infraestructura dedicada al abastecimiento urbano. Sin embargo, el Anteproyecto presentado ni siquiera concreta con claridad cuáles son las poblaciones se pretende abastecer con el embalse, con el argumento de quelos sistemas de abastecimiento futuros no están proyectados”. Se indica que “en principio, se ha seleccionado un área geográfica (denominada “zona 6.1”), que, por su proximidad, debería tomar agua desde Guijasalbas. Ésta comprende los municipios de Villacastín, Navas de San Antonio, Coto de San Isidro, Itero y Lama, Zarzuela del Monte, Vegas del Matute, Guijasalbas y Valdeprados.  

El estudio de Impacto Ambiental cifra la población permanente de la zona citada en 1.600 habitantes, con una población estacional de 7.857 personas suplementarias. Lo que se traduce, de acuerdo con el EIA en una demanda anual de 0,875 Hm3. A todas luces, se trata de una demanda que no justifica la construcción de una presa de 3,14 Hm3 de capacidad en un río con unas aportaciones medias de 67,6 Hm3. En este sentido, consideramos que, desde el punto de vista de las demandas actuales, la presa es claramente innecesaria. 

Para garantizar que el agua baje por el río no es necesario construir un embalse (es mejor no construirlo) 

No deja de ser sorprendente que tanto el anteproyecto como el estudio de impacto ambiental presenten como segundo objetivo que justifica el proyecto “garantizar el caudal ecológico en los cauces”. Desde nuestro punto de vista, en el caso que nos ocupa, el caudal “ecológico” se garantiza, precisamente, no construyendo el embalse. De hecho, el proyecto plantea utilizar la infraestructura hidráulica para modificar fuertemente el régimen de caudales del río, uniformizándolo y artificializándolo.

La recarga artificial del acuífero de Los Arenales es una pésima solución para luchar contra la sobreexplotación de este acuífero 

La razón última planteada para construir el embalse es su interés para la recarga del acuífero de los Arenales. El Anteproyecto presenta así la idea: “la creación del embalse de Guijasalbas permitiría contar con un excedente que se podría destinar a la recuperación del acuífero. Así, se vertería al río para este fin, además del caudal ecológico, un caudal constante, que se incrementa en verano, de acuerdo con la modulación de la demanda de abastecimiento”. 

La recarga del acuífero de Los Arenales constituye una antigua obsesión de Aguas del Duero, que ya presentó previamente un proyecto de presa sobre el río Eresma cuyo fin principal era ese y que fue descartada por tener una Declaración de Impacto Ambiental negativa. Pero lo cierto es que el proyecto de recarga de dicho acuífero ha sido objeto de críticas por diversas razones: 

  • La intervención no aborda las causas que han generado el problema de sobreexplotación (unas extracciones de agua excesivas, para el riego), sino que se limita a tratar de paliar las consecuencias.
  • La intervención, tal y como se plantea, contradice la letra y el espíritu de la Directiva Marco del agua. Si el embalse es un medio para suministrar agua a los regantes a través de la recarga del acuífero del que se abastecen, éstos deberían asumir los costes de la infraestructura, lo que no parece desprenderse del proyecto.
  • La falta de control sobre los riegos realizados con las aguas del acuífero (causa del problema de sobreexplotación) conlleva que la recarga fomente un aumento de las extracciones que han causado el problema.
  • La recarga del acuífero podría constituir un “premio” a los regantes que no han respetado los límites y las normas en sus extracciones de agua, lo que es un agravio a las organizaciones y regantes que respetan los límites ecológicos y la legalidad y supone una invitación tácita a adoptar una política de hechos consumados por parte de los regantes, porque luego la administración intervendrá para tapar los agujeros.
  • En contra de los que indirectamente parece sugerirse en la EIA, la recarga artificial del acuífero no constituye una solución efectiva a los problemas de los niveles de arsénico en sus aguas.
  • El uso de un argumento ambiental en este caso (beneficios ambientales que podrían derivarse de la recarga) resulta todo un contrasentido, ya que carece de lógica plantearse una mejora ambiental en un territorio a costa de generar un nuevo impacto (aún más severo) en otro.

Ya hay dos embalses aguas arriba del proyectado

 

Apenas 2 Km aguas arriba del lugar donde se propone construir la presa de Guijasalbas, sobre el mismo río Moros, se encuentra el embalse de los Ángeles de San Rafael. Se trata de un embalse privado utilizado con fines recreativos, En el caso hipotético de que hubiera necesidad de agua para el abastecimiento urbano, una sencilla solución sería aprovechar la capacidad de almacenamiento y regulación de este embalse; recordemos que la vigente Ley de Aguas española, da prioridad a los usos de abastecimiento urbano sobre los recreativos y la administración hidráulica cuenta, por tanto, con base legal y competencias como para reclamar el uso de ese embalse. 

El uso ocasional del embalse de los Ángeles de San Rafael, en una situación de sequía prolongada, permitiría garantizar hipotéticas (y muy poco probables) demandas en los municipios de Villacastín, Navas de San Antonio, Coto de San Isidro, Itero y Lama, Zarzuela del Monte, Vegas del Matute, Guijasalbas y Valdeprados.   

Además, en el mismo río Moros, aún más arriba, se sitúa la presa de El Tejo, construida en 1975 y de carácter público y con una capacidad de 1,2 Hm3.  

La reciente propuesta de recrecimiento de la presa del Tejo, hasta los 3,65 Hm3, no justificada suficientemente bajo la actual coyuntura económica, hace aún más inexplicable que, al tiempo, se proponga la construcción de un embalse en Guijasalbas.  

En conclusión, ni el estudio ni la evaluación de impacto aportan argumentos suficientes para justificar la necesidad del embalse. La mera obtención de una mayor capacidad de regulación en los ríos de la cuenca del Duero no puede ser nunca razón suficiente para acometer obras de infraestructura. Pero menos aún si éstas suponen la destrucción de espacios de elevado valor ecológico y un impacto grave sobre especies en peligro de extinción.

Los impactos de un embalse prescindible

 

De la argumentación anteriormente presentada estimamos que no existen razones que justifiquen la construcción de la presa propuesta, máxime cuando ésta afectaría de forma severa a un espacio de una elevada calidad ecológica, con valores naturales sobresalientes.

Valor geológico y geomorfológico

 

La Risca es un estrecho cañón excavado por el río Moros a su paso por el término Municipal de Valdeprados. Se trata del único desfiladero (garganta o cañón fluvial) sobre gneises existente en España. Al elevado interés científico por sus características geomorfológicas, se añaden sus especial características tectónicas y estratigráficas. 

El informe sobre la valoración del patrimonio geológico de “La Risca” y su entorno, elaborado por el Dr. Enrique Díaz, investigador de la Comisión de Patrimonio Geológico de la Sociedad Geológica de España concluye que el desfiladero de La Risca “se debe proteger como patrimonio natural según la Ley 42/2007 y, en concreto como Lugar de Interés Geológico, formando parte del Inventario Español del Patrimonio Natural y la Biodiversidad. En el informe citado se recomienda la protección de este enclave bajo la figura de Monumento Natural.

Afección a la Red Natura 2000

 

El espacio donde se propone construir la presa es parte de la red Natura 2000 (ZEPA ES0000188 y LIC ES4160111bajo la denominación “Valles del Voltoya y el Zorita”. 

Los espacios pertenecientes a Natura 2000 tienen unos objetivos de conservación que no pueden ser ignorados. El Estudio argumenta que la afección del proyecto respecto a la superficie total del espacio incluido en la red Natura 2000 no es elevada ya que sólo supone un 0,14% de la superficie del LIC y un 0,11% de la superficie de la ZEPA. Sin embargo, es evidente que en los territorios como el que nos ocupa los corredores fluviales son precisamente elementos esenciales del metabolismo natural del territorio. Los ríos constituyen los principales corredores biológicos, juegan un papel esencial en el ciclo de vida de numerosas especies y mantienen procesos naturales esenciales. Por tanto, el proyecto afecta a un elemento esencial de la funcionalidad del LIC y la ZEPA. 

Además, hay que recordar que el proyecto afectaría no sólo a los 2,6 Km de riberas del río Moros que serían anegados por las aguas, destruyendo ecosistemas en un excelente estado de conservación. También desorganizaría un amplio tramo de río situado aguas debajo de la presa, al modificarse los regímenes de caudales y las características fisicoquímicas de las aguas.

Impactos sobre la avifauna

 

La zona que sería anegada se encuentra dentro el Área Importante para las Aves “Umbría del Guadarrama” (IBA 056). Entre las rapaces nidificantes en este espacio de 11,500 Has destacan el águila imperial ibérica (4 parejas), buitre negro (50-55 parejas), milano real (20 parejas), águila real (1-2 parejas) y aguililla calzada.

Impacto sobre el águila imperial ibérica

 

El espacio elegido para ubicar el embalse es zona de distribución del águila imperial ibérica (especie en peligro de extinción, según el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas). El área crítica SG-7 definida en el Plan de Recuperación del águila Imperial Ibérica9, se encuentra a unos cientos de metros al Este del vaso previsto para el embalse. Pero es necesario considerar que, desde que se definieron las áreas consideradas críticas para el águila imperial en Castilla y León, se ha instalado alguna pareja nueva en la cuenca del río Moros. Una de ellas se localiza a pocos kilómetros del vaso, en dirección opuesta a el área crítica citada. De esta manera, desde el punto de vista funcional, la zona en la que se localiza el embalse debe ser considerada a todos los efectos área crítica y sólo la falta de actualización de la zonificación asociada al Plan de Recuperación del Águila Imperial hace que no haya sido considerada como tal desde el punto de vista administrativo.

Impacto sobre la cigüeña negra

 

El tramo del río Moros en el que se pretende ubicar el embalse constituye una de las mejores zonas para la cigüeña negra en la provincia de Segovia. De acuerdo con datos del Servicio Territorial de Medio Ambiente de Segovia, el tramo afectado por la inundación de la presa presenta el 36% de las observaciones de cigüeña negra realizadas en la cuenca del río Moros. Este valle alberga 2-3 parejas reproductoras y es un espacio utilizado para las concentraciones previas a las migraciones postnupciales, habiéndose registrado grupos de media docena de ejemplares en años recientes. 

De hecho, en la propuesta de revisión de zonas provinciales de importancia y áreas críticas de cigüeña negra la zona ha sido propuesta como área crítica, siendo identificada como “nº6 curso medio del río Moros”

Impacto sobre el náyade (Unio pictorum)

 

En la zona del río Moros en la que se propone ubicar el embalse hay poblaciones muy abundantes de la especie de náyade conocida como Unio pictorum (molusco bivalvo de la superfamilia Unionoidea). Esta especie se encuentra incluida en el Libro Rojo de los Invertebrados de España. 

De acuerdo con el Dr. Rafael Araujo, especialista en moluscos bivalvos de agua dulce del Museo Nacional de Ciencias Naturales, “las condiciones de hábitat tras la construcción del embalse serán letales para la población de la especie en el río Moros”10. 

De acuerdo con el informe de la Sección de Espacios Naturales y Especies Protegidas (Servicio Territorial de Medio Ambiente de Segovia) de fecha 7 de mayo de 2008, dentro del área de inundación se localizan nidos de especies protegidas tales como el halcón peregrino (Falco peregrinus), milano real (Milvus milvus), milano negro (Milvus migrans) y águila calzada (Hieraaetus pennatus).

Impacto sobre especies vegetales singulares

 

En la zona se han encontrado dos poblaciones de Apio enano (Apium repens), especie incluida en el catálogo de flora protegida de Castilla y León (Decreto 63/2007 de 14 de junio). Ambas desaparecerían por completo si el embalse se construye.

Otros problemas detectados en el anteproyecto

Carencia de las necesarias prospecciones

En el Anteproyecto del embalse de Guijasalbas se reconoce que “el volumen de prospecciones realizadas no es el idóneo para la fase de estudio en que se encuentra el embalse” y se afirma que, como consecuencia, cualquier conclusión definitiva “se supedita al resultado que se pueda obtener a partir de la ejecución de reconocimientos mecánicos en etapas futuras” (pág. 12). Desde nuestro punto de vista la presentación del anteproyecto resulta precipitada y que éste no debería someterse al escrutinio público hasta que no se cuente con los estudios citados.

Riesgo de filtraciones en el contacto presa-cimentación

El Anteproyecto del embalse de Guijasalbas reconoce que no se ha realizado una adecuada evaluación del grado de fracturación del macizo en el que se pretende emplazar la cerrada de la presa y que el grado de fracturación del macizo es incierto. 

Riesgo de filtraciones en el vaso de la presa

El citado Anteproyecto reconoce, así mismo, la posibilidad de filtraciones en la zona del vaso de la presa, a partir de horizontes carbonatados cretácicos carstificadados de las unidades CS2 y CS3, afectados en condiciones de embalse alto.

Conclusiones

 

  • Las previsiones de crecimiento urbanístico manejadas en el Anteproyecto y el Estudio de Impacto son inconsistentes con las previsiones establecidas por el INE y el actual contexto de crisis del ladrillo. Por otra parte, ni los datos históricos de evolución de la población en la zona de Segovia ni la evolución poblacional en casos análogos al segoviano apoyan la idea de que debemos esperar una expansión urbanística sustancial en la zona en los próximos años. 
  • El paraje de La Risca posee una singularidad geológica sobresaliente a escala nacional, por lo que su preservación debería ser prioritaria. 
  • Los efectos sobre especies en peligro de extinción, como la cigüeña negra y el águila imperial son, por sí solos, razón suficiente para considerar que el proyecto tendría un impacto crítico e irreversible.

 

La Ley 42/2007 del Patrimonio Natural y la Biodiversidad establece en su artículo 45  serias restricciones para la aprobación de proyectos que puedan dañar los espacios de la red Natura 2000. Estimamos que en el caso que nos ocupa, la consideración de este artículo exige, a nuestro entender, descartar el proyecto, ya que: 

  • No se ha demostrado una necesidad clara de la infraestructura que se propone y, sin embargo, los daños sobre el espacio y el impacto sobre algunos de los elementos más valiosos de su biodiversidad son evidentes en caso de que se acometiera la obra.

 

  • En el hipotético caso de que fuera necesario mejorar las garantías de abastecimiento del conjunto de pequeños municipios del entorno (aspecto que, a nuestro entender, no se ha acreditado, existen alternativas que hacen innecesaria la construcción de una nueva infraestructura. Las más obvia, utilizar para el abastecimiento el embalse de Los Ángeles de San Rafael, situado justamente aguas arriba del que ahora se propone.

 

Por todo lo anteriormente expuesto, solicitamos que el proyecto de embalse de Guijasalbas sea descartado. 
 

En Segovia a      de marzo de 2009

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Sierra de Guadarrama.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.