Alegaciones Campo de Golf Segovia 21

Medio Ambiente Noticias

Alegaciones preparadas por Ciudadanos por Segovia, se pueden presentar de forma individual o colectiva teniendo como plazo el día 1 de Agosto de 2.007

 

SR. DELEGADO TERRITORIAL DE LA JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN

SERVICIO TERRITORIAL DE MEDIO AMBIENTE DE SEGOVIA

Plaza Reina Dª Juana Nº 5,  40001 – Segovia

 

D./ Dª. _____________________________________ con DNI ____________,    en representación de la Asociación __________________________________ con domicilio en la calle _____________________________________nº____ Localidad_________________________________Código Postal___________

 

En relación con el Proyecto y el Estudio de Impacto Ambiental del campo de golf “La Faisanera”, promovido por Segovia 21 S.A., en el término municipal de Palazuelos de Eresma (Segovia) “Finca Quitapesares” actualmente en periodo de información pública, según anuncio publicado en el B.O.C. y L. Nº 123 de 26 de junio de 2007, presentamos este documento de Alegaciones, para dejar constancia de nuestra disconformidad, por considerar es objeto de Impactos Ambientales críticos e irreversibles que supondrán la destrucción de la Olmeda de “Ulmus laevis” más valiosa y singular de cuantas existen en la Península Ibérica y la merma de los recursos hídricos de toda la zona.

 

Estos negativos efectos no pueden ni deben ser asumidos por los responsables públicos, para la realización de un proyecto urbanístico, que entendemos es claramente contrario al desarrollo sostenible de la zona e innecesario.

 

ALEGACIONES

 

1. CONTEXTO Y ANTECEDENTES

 

La finca de Quitapesares está situada al pie de la vertiente norte de la Sierra de Guadarrama, a unos 1.100 metros de altitud. Se encuentra a 7 Km de la ciudad de Segovia, junto a la carretera CL 601, entre las localidades de La Granja y Segovia. El límite norte de la finca está a unos 750 metros del río Eresma.

 

La finca estaba catalogada como Monte de Utilidad Pública, pero el 15 de julio de 2002 la Diputación Provincial de Segovia, que era la propietaria de los terrenos, solicitó a la Consejería de Medio ambiente de Castilla y León la descatalogación de 61 Has de la finca Quitapesares con objeto de crear un campo de golf. El 28 de diciembre de 2004 se publica la orden por la que dicha Consejería acuerda la exclusión de esa superficie del Monte Público.

 

Posteriormente, la titularidad de los terrenos fue traspasada a la sociedad mercantil “Segovia 21 S.A.”, de la que, en una primera etapa, formaron parte la propia Diputación de Segovia, la Caja de Ahorros de Segovia y la Cámara de Comercio. Más tarde han entrado a formar parte de la sociedad diversos inversores privados, hasta el punto que en la actualidad, la participación de la Diputación Provincial es mínima.

 

Otras parcelas adyacentes, de la misma finca de Quitapesares, han sido también objeto de descatalogación del Monte Público y enajenación y en ellas se construirán un parque tecnológico empresarial, un centro de congresos, un parque comercial y de ocio, una urbanización de lujo (240 viviendas en bloque y 80 unifamiliares) y un hotel, promovidos también por “Segovia 21 S.A.”[1]

 

En junio de 2005 se presentó un primer Estudio de Impacto Ambiental del campo de golf “La Faisanera”. En mayo de 2006 el Servicio Territorial de Medio Ambiente de Segovia solicitó cambios en el proyecto para evitar la destrucción de la olmeda de olmo blanco que alberga la finca de Quitapesares.

 

El proyecto ahora presentado incluye un campo de golf de 18 hoyos y un sistema de cuatro lagos interconectados por un canal y una serie de cascadas. 43 Ha serán ocupadas por tees, calles y semirough, y otras 7 Ha por greens y alrededores. Para el riego del campo de golf se prevé el uso de los efluentes de la Depuradora de Aguas Residuales de La Granja.

 

2. IMPACTOS DEL CAMPO DE GOLF SOBRE LA OLMEDA DE QUITAPESARES

 

La finca de Quitapesares alberga la que puede ser considerada la olmeda (Ulmus laevis) más valiosa y singular de cuantas persisten en la península Ibérica. Se trata de una de las escasas olmedas peninsulares que cuenta con un elevado número de individuos que no presentan síntomas de la grafiosis. La población consta de unos 80 ejemplares que superan los 30 cm de diámetro, muchos de ellos de más de 50 cm de diámetro, y que alcanzan entre 15 y 25 m de altura.

 

La Junta de Castilla y León firmó en diciembre de 2005 un Convenio de Colaboración con la Universidad Politécnica de Madrid para la evaluación conservación y mejora de los recursos genéticos forestales. En la memoria correspondiente a este convenio sobre las actividades a desarrollar en 2006 se afirma que “Esta olmeda es única de sus características en cuanto a número de ejemplares y tamaño de los mismos existente en toda España”

 

La olmeda existente en la finca de Quitapesares pasó desapercibida para los investigadores y gestores ambientales hasta época muy reciente. Como ya hemos señalado, se trata de una olmeda de olmos blancos (Ulmus laevis). Éstos aparecen distribuidos por un total de 58 Has del total de 116 que posee la finca. Estudios genéticos realizados sobre esta población de olmos indican que posee una variabilidad genética más elevada que las poblaciones europeas.

 

Un estudio desarrollado por la Unidad de Anatomía, Fisiología y Mejora Genética Forestal, del Departamento de Pascicultura de la ETS de Ingenieros de Montes mediante el análisis de marcadores de ADN apoya la hipótesis de que se trata de una población espontánea, lo que le confiere un valor incalculable.

 

La importancia de los olmos de Quitapesares desde el punto de vista de la conservación de los recursos genéticos forestales es muy grande, debido precisamente a su resistencia a la grafiosis y su diversidad genética. Estos rasgos hacen de la olmeda de Quitapesares un recurso de enorme potencial en actuaciones de repoblación forestal.

 

El impacto del campo de golf sobre la olmeda de Quitapesares

 

La construcción del campo de golf “La Faisanera” tendría un serio impacto en la olmeda de Quitapesares, por los siguientes motivos:

 

Destrucción directa de arbolado

 

Entre los criterios establecidos para el diseño del campo, se ha considerado imprescindible que el jugador situado en los Tees de salida de cada hoyo pueda visualizar su objetivo sin impedimentos (ya sean obstáculos topográficos o vegetación). Por ello, hay árboles que serían directamente destruidos en las obras del campo, para evitar este “efecto pantalla” en las calles del campo. El proyecto sólo garantiza que se respetará “la totalidad de los individuos de gran porte”. No se define qué se entiende por gran porte y, en cualquier caso, no se garantiza la conservación de los ejemplares de porte más reducido, esenciales para asegurar la regeneración y la supervivencia a medio plazo de las poblaciones de olmos.

 

Desorganización de los sistemas naturales de drenaje y la estructura freática

 

Los olmos blancos son especies de marcado carácter freatofítico. Poseen un sistema de raíces superficiales muy desarrollado que les permite una adaptación óptima a terrenos que se encharcan periódicamente. Los movimientos de tierras y los sistemas de drenaje previstos para el campo desestructurarán con toda seguridad los niveles freáticos naturales, cambiando las condiciones singulares que han permitido la pervivencia de las olmedas (niveles freáticos característicos y encharcamientos periódicos).

 

La importancia de los movimientos de tierras proyectados, es evidente: los desmontes previstos ascienden a 164.265 m3 y los terraplenados a 148.040 m3.

 

Los campos de golf requieren un buen drenaje. Justo lo contrario caracteriza a los hábitats naturales del olmo blanco, que se caracterizan por ser objeto de encharcamientos periódicos. El proyecto contempla la creación de:

          Ollas de drenaje asociadas a arquetas con rejilla y una red de tuberías para la captación y evacuación de la escorrentía superficial.

          Zanjas interceptoras para captar aguas de escorrentía.

          Drenajes franceses (zanjas rellenas de grava con una tubería perforada en su base conectada a la red de tuberías de saneamiento, para captar aguas de infiltración.

          Drenajes por infiltración en suelo poroso, para el caso de los greens.

 

Con estos sistemas resulta imposible mantener los patrones de circulación del agua que ahora se dan en estos terrenos y que son responsables de sus peculiares características freáticas y permiten los encharcamientos periódicos (de hecho los sistemas de drenaje tienen precisamente el fin de modificar esas características).

 

Las transformaciones requeridas para implantar el campo resultan así incompatibles con las condiciones hidrológicas que requiere la olmeda.

 

Imposibilidad de regeneración

 

La existencia de numerosos ejemplares jóvenes indica a las claras que la olmeda conserva una notable capacidad de regeneración. La posibilidad de que ésta se vaya regenerando progresivamente queda impedida por la apertura de las calles del campo de golf que virtualmente rodearán los núcleos de arbolado, impidiendo su expansión y regeneración.

 

Impacto de las aguas utilizadas para el riego

 

Las aguas que se pretende utilizar para el riego proceden de una depuradora de aguas residuales. A pesar de que tengan un tratamiento terciario la calidad del agua no será comparable a la de los recursos que actualmente alimentan a la finca (aguas de elevada calidad).

 

Segovia 21 ya ha demostrado una evidente falta de interés y capacidad para compatibilizar las intervenciones en la finca con la conservación de la olmeda de Quitapesares.

 

El “Informe sobre la afección del Proyecto de Campo de Golf”, elaborado por la Ingeniero de Montes Marta Jerez de la Vega a petición de la Ponencia Técnica de las Comisiones de Impacto Ambiental indica unas medidas mínimas que deberían cumplirse para impedir la destrucción de los ejemplares de olmo blanco de la finca de Quitapesares. Entre ellas destacamos:

          En el círculo de al menos 5 m alrededor de las copas, se cuidará de que no se efectúe ninguna operación de hormigonado ni otra alteración del suelo.

          No se efectuarán modificaciones en el nivel del suelo actual.

          Únicamente podrán abrirse zanjas si por aplicación del plan de conservación fuera necesario.

 

En las obras en curso para la implantación de un parque empresarial no se están respetando estas condiciones mínimas planteadas en el informe citado. Hemos podido constatar la roturación del suelo a una distancia mínima, no ya de la proyección de las copas sino del propio tronco de los olmos; la destrucción mecánica de ramas (ramas tronchadas), así como modificaciones en el nivel del suelo y apertura de zanjas.

 

La calificación de “compatible-moderado incluida en el estudio de impacto no está justificada en absoluto. El análisis del impacto del campo de golf sobre la olmeda contenido en el estudio de impacto ambiental (incluido en el apartado 4.4 “efectos sobre la vegetación”) es sencillamente insólito. El tema se despacha en una sola frase que dice textualmente:En el caso de los olmos, se ha respetado la totalidad de los individuos de gran porte caracterizados como resistentes o no afectados por grafiosis”.

 

Conclusión: de acuerdo con el análisis anterior, consideramos que el impacto sobre las poblaciones de olmo blanco sería crítico e irreversible.

 

3. IMPACTO SOBRE LOS RECURSOS HÍDRICOS Y LOS ECOSISTEMAS FLUVIALES

 

3.1.  El campo proyectado supone detraer un importante volumen de recursos hídricos de un sistema que se encuentra al límite

 

De acuerdo con la documentación presentada a información pública, las demandas de agua del campo de golf serían las siguientes:

 

Mes

Consumos

(m3/día)

Caudales

24 h (l/s)

Volúmenes

(m3)

Enero

305

3,53

9.455

Febrero

523

6,05

14.644

Marzo

958

11,09

29.698

Abril

1.524

17,64

45.720

Mayo

2.003

23,18

62.093

Junio

2.700

31,25

81.000

Julio

3.237

37,46

100.347

Agosto

2.482

28,73

76.942

Septiembre

1.568

18,15

47.040

Octubre

871

10,08

27.001

Noviembre

479

5,54

14.370

Diciembre

261

3,02

8.091

 

 

DEMANDA TOTAL: 516.370 m3

 

Es importante hacer notar que la mayor demanda de agua del campo de golf coincide precisamente con la época en que los caudales son más escasos en el Eresma y la demanda de agua para abastecimiento (prioritaria, de acuerdo con la legislación de aguas) es mayor, debido al aumento de visitantes y a la climatología.

 

El consumo medio de agua en España (2004) se situó en 171 litros por habitante y día.

De estos datos podemos deducir que el consumo del campo previsto para el mes de julio, equivale al consumo doméstico medio de 18.929 personas.

 

El hecho de que los recursos que se desea utilizar procedan de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de La Granja, no marca una diferencia sustancial, ya que esas aguas van a parar al río Eresma aguas abajo del embalse del Pontón Alto. Estas aguas deben seguir bajando por el río aguas abajo del embalse, no sólo porque son necesarias para el mantenimiento de la vida silvestre y los procesos ecológicos básicos, sino también para la calidad ambiental del cinturón verde de Segovia.

 

Si el agua de la depuradora es utilizada para el riego de un campo de golf, entonces el caudal ecológico del río aguas abajo de la presa del Pontón deberá ser aportado de forma íntegra del propio embalse del Pontón. De esta forma resulta evidente que, en la práctica, no hay gran diferencia entre regar el citado campo de golf con agua limpia o agua depurada, ya que, al final, el riego del campo de golf supondrá una merma de los recursos del río o el embalse. 

 

Consideramos que este hecho es suficiente para denegar la solicitud ya que, como es de conocimiento general, el sistema de abastecimiento a Segovia y su alfoz, cuenta con unos recursos limitados, que son necesarios para garantizar el abastecimiento urbano.

 

El Plan Especial de Sequías de la Cuenca del Duero, en su análisis histórico de la Junta de Explotación Adaja-Cega, señala que las situaciones de alerta y emergencia han sido relativamente habituales en el sistema de abastecimiento de Segovia en los últimos años. En la actualidad hay diversas solicitudes de concesiones de agua en tramitación en las cuencas de los ríos Eresma, Frío y Moros. De acuerdo con la Confederación Hidrográfica del Duero, la suma de caudales solicitados en las concesiones en tramitación es superior a los recursos disponibles. En este contexto, resulta evidente que la demanda de agua exigida por el campo de golf debe ser analizada cuidadosamente, ya que se pretende detraer un volumen de agua muy significativo en un sistema de uso y gestión que se encuentra muy cerca de su límite y al que se le están planteando demandas nuevas.

 

En nuestra opinión, sería profundamente irresponsable, además de contrario al ordenamiento legal, dar vía verde al campo de golf, poniendo en peligro la garantía del abastecimiento (que tiene prioridad, de acuerdo con la Ley) de los aproximadamente 70.000 residentes con que cuenta en la actualidad Segovia y su alfoz.

 

3.2.  La disponibilidad de agua procedente de la EDAR  no ha sido acreditada y las estimaciones presentadas son poco fiables y están sujetas a incertidumbres

 

Para acreditar la disponibilidad de agua procedente de la EDAR se aporta una tabla en la que se facilitan los caudales salientes de la depuradora de un solo día (en concreto se trata del día 21 de diciembre de 2005). Es evidente que estos datos no se puede deducir que los caudales de salida superen, de manera habitual, los 60 l/s.

 

El municipio de La Granja cuenta (fuera de la temporada de vacaciones) con 5.000 habitantes. Si en el municipio se utilizaran y vertieran a la red de saneamiento una media de 300 litros por habitante y día, los volúmenes de agua que deberían llegar a la EDAR de La Granja para ser depurados serían de unos 1.500 m3 de agua diarios, lo que equivale a un caudal medio de 17,36 litros por segundo. Como puede apreciarse, esta cifra está muy alejada de la estimación presentada. Esto podría deberse a varios motivos:

 

a)      Que la cantidad de agua empleada en usos domésticos, servicios e industrias y vertida a la red de saneamiento en La Granja sea muy superior a los 300 litros por habitante y día (lo que parece improbable)

b)      Que la red de saneamiento tenga elevadas ganancias de agua, que ingresan a la red desde arroyos y corrientes subterráneas (en cuyo caso sería prioritario acometer reparaciones en la red, ya que se estaría enviando agua limpia a la EDAR, con la pérdida de eficiencia y el despilfarro de recursos que ello supone)

c)      Que la estimación de que los efluentes son de al menos 60 litros por segundo esté sobredimensionada.

 

Considerando las características sociodemográficas y económicas del municipio de La Granja, nos inclinamos por una combinación de las explicaciones b) y c). En ese caso, el suministro procedente de la EDAR no estaría garantizado a medio plazo y la concesión solicitada por Segovia 21 S.A. de 60 litros por segundo sería evidentemente desproporcionada.

 

Si diéramos por buenas las estimaciones de necesidades de riego del campo, los meses en que se podrían producir más problemas serían mayo y junio, ya que en estos meses la población flotante del municipio es aún escasa y las necesidades estimadas en el proyecto son importantes (caudales de 23 y 31 litros/segundo durante las 24 horas).

 

3.3.  Las aplicaciones de fertilizantes y fitosanitarios contribuirán a deteriorar la calidad del agua en el río Eresma y amenazaría seriamente la calidad del agua del embalse de abastecimiento del Pontón Alto.

 

La mayor parte de las aguas recogidas por el drenaje del campo de golf serán vertidas al Arroyo de Marigalindo, por el noroeste de la finca.

 

Los campos de golf cuentan con un eficiente sistema de drenaje que evacua las aguas de forma rápida[2]. En el caso del campo de golf “La Faisanera”, esas aguas, procedentes de una depuradora de aguas residuales y, tras su paso por el campo de golf, cargadas de productos fitosanitarios y fertilizantes, irán a parar con rapidez al embalse del Pontón.

 

La probabilidad de que surjan problemas de contaminación de las aguas es considerable a tenor de las sustancias manejadas en el mantenimiento del campo de golf (fitosanitarios y fertilizantes).

 

4. FALTA LA AUTORIZACIÓN DE LA CONFEDERACIÓN HIDROGRÁFICA DEL DUERO SOBRE LAS CONCESIONES DE AGUA A LA SDAD. “SEGOVIA 21, S.A.”

 

La autorización o el informe preceptivo de viabilidad de la Confederación Hidrográfica del Duero del proyecto sobre la disponibilidad de aguas y otros aspectos para la aprobación del Plan parcial de Quitapesares y de la Edar para el riego del  campo de golf a la fecha de presentar estas alegaciones no ha sido concedido.

 

Dicha autorización igualmente ha sido requerida desde el Servicio Territorial de Medio Ambiente.

 

5. EL PROYECTO DESDE LA PERSPECTIVA DEL DESARROLLO SOSTENIBLE

 

El dinamismo económico del área de Segovia se sustenta en un conjunto de recursos naturales, culturales y paisajísticos que son la base de su atractivo para el turismo y también una ventaja comparativa en áreas de importante significado económico como la formación universitaria o la cultura. La sustitución de los formidables valores natural y cultural de la finca de Quitapesares por un vulgar campo de golf tampoco tiene defensa desde la perspectiva del desarrollo sostenible. 

 

En lo económico entendemos que el proyecto tiene, a nuestro entender, un marcado carácter especulativo y no conlleva aportaciones evidentes a la calidad de vida de los segovianos, aunque sí degrada el patrimonio natural y cultural local.  De hecho, resulta insólito que una administración pública haya forzado la descatalogación de un Monte de Utilidad Pública para abrir paso a un proyecto cuyo valor social o ambiental es inexistente.

 

Segovia cuenta con suficientes atractivos para el turismo y no necesita contar con un campo de golf. Y, aunque resulte una obviedad, hemos de recordar que la provincia tiene numerosas localizaciones en las que podría ubicarse un proyecto como éste, con un impacto ambiental y cultural infinitamente menor.

 

CONCLUSIONES

 

Por todo lo expuesto, consideramos que los datos y valoraciones presentados permiten afirmar que el proyecto de campo de golf  “La Faisanera”

 

a)      Produciría un impacto crítico e irreversible en la que probablemente sea la población de arbolado más valiosa desde el punto de vista de la conservación de toda la Península Ibérica: la población de olmos blancos (Ulmus laevis) de Quitapesares.

b)      Significaría detraer recursos hídricos sustanciales, poniendo injustificadamente en peligro la garantía del abastecimiento a la ciudad de Segovia y los municipios situados en su entorno.

 

En consecuencia, solicitamos que el proyecto sea definitivamente rechazado por sus efectos ambientales.

 

 

Segovia, 25 de julio de 2007

                                                                       Fdo.:  


[1] Ambos proyectos se encuentran claramente interconectados y afectan a la misma finca y han sido objeto de Estudios de Impacto Ambiental independientes.

[2] Su función es permitir que sea posible jugar al golf pocas horas después de episodios de lluvias o tormentas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Sierra de Guadarrama.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.